"Todos tus sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos" (Walt Disney)

domingo, 30 de agosto de 2015

El laboratorio de Carolina Marín

Fernando Rivas El entrenador de la doble campeona del mundo de Bádminton explica algunos de los secretos sobre el trabajo que hay detrás de sus éxitos. Un trabajo duro y en equipo.


Fuente: www.elconfidencial.com

Carolina Marín ya puede presumir de ser una de las deportistas más importantes de España. La onubense es historia del bádminton nacional después de conseguir recientemente su segundo título de campeona del mundo, un logro sólo al alcance de los mejores jugadores de todos los tiempos, un escalón que ya ha alcanzado Carolina. Y buena parte del éxito tiene que ver con su lado más desconocido: su 'laboratorio'.

Para ser la mejor del mundo, no sólo hay que tener las cualidades y entrenarlas, sino que es necesario estar rodeado de los profesionales más preparados que sean capaces de extraer la esencia del deportista. Y eso es, precisamente, lo que ha ocurrido con Carolina Marín que, junto a un equipo técnico realmente puntero encabezado por Fernando Rivas, consiguió derribar la puerta de la historia con un éxito nunca antes imaginado.

"Lo que ha conseguido Carolina es un hito para el bádminton español y mundial. En la historia de este deporte, hay siete bicampeones del mundo y, entre ellos, sólo un deportista que no es chino: ésa es ella", confirma Rivas a El Confidencial. Y, para lograrlo, la base sobre la que se sustenta no es otra más que el trabajo y la persistencia, todo ello ayudado de análisis exhastivos de partidos y rivales para lograr el oro en el Mundial disputado en Yakarta.


Mucho trabajo, esfuerzo y dedicación sobre la pista para ser la mejor jugadora de bádminton de momento: "Es una deportista muy competitiva y con mucha profesionalidad, que tiene mucha implicación en los entrenamientos tanto técnicos como tácticos. Nunca antes en mi vida había visto a alguien entrenarse así de duro para conseguir los objetivos que nos marcamos en los entrenamientos", confirma Fernando Rivas. Casi nada.

Pero el entrenamiento no es lo único que ha hecho de Carolina la estrella que es hoy en día. El trabajo meticuloso de su equipo técnico ha sido básico para su victoria, en especial tras la lesión sufrida en su pie derecho. A falta de algo más de un mes para el gran torneo, la onubense se veía lastrada por una rotura por estrés que ni tan siquiera la permitía mantenerse en pie. Llegó el momento de entrenar la imaginación para triunfar.

En vista de que no se podía pulir el cuerpo, había llegado el momento de hacerlo con la mente. "Se decidió incluir un entrenamiento de práctica imaginada para visualizar los ejercicios e incluso simular partidos mentalmente con todo el equipo", confiesa su técnico. Análisis de posibles jugadas, movimientos de las rivales y todo tipo de datos estadísticos completaban los entrenamientos, gracias al trabajo de un equipo que "ha dado mucho por muy poco".

Una vez solventada la lesión, sólo había que llevar a cabo un cambio en Carolina: "Hacer diferentes rutinas para que aguantara las jugadas más largas". Tras conseguirlo, la manera de trabajar a lo largo del campeonato fue similar a la del resto de torneos. O, lo que es lo mismo, preparar a la onubense partido a partido para tratar de improvisar lo menos posible en pista, para que tuviera aprehendidos conceptos y soluciones mecánicas en pista.

Proyección de partidos simulados

"Antes de salir a pista, siempre realizamos el mismo protocolo: analizamos los datos de las rivales, realizamos un partido simulado con un proyector y hablamos de algunas de las situaciones de juego que se pueden dar", confiesa Rivas. Pero no es lo único que se valora: "También hablamos de cómo se siente, de posibles problemas que puedan surgir en el partido y de cómo solucionarlos". Que no haya mucho espacio para enfrentarse a lo desconocido.

Todo esto, sumado al talento natural de Carolina y a su predisposición para seguir mejorando, han dado lugar a que la española sea historia viva del deporte mundial. Tanto en categoría masculina como femenina, en toda la historia del bádminton sólo siete jugadores han logrado un bicampeonato mundial, siendo Marín la única europea en lograrlo. De sus éxitos, mucha culpa tiene su equipo técnico, el mismo que de "mucho por muy poco".


sábado, 15 de agosto de 2015

Vídeo Motivación: Escena Million Dollar Baby

"Hay magia cuando sigues luchando más allá de tu resistencia. La magia de darlo todo por un sueño que nadie más ve a parte de ti."
(Million Dollar Baby)





Pequeña Sinopsis:

Después de haber entrenado y representado a los mejores púgiles, Frankie Dunn (Clint Eastwood) regenta un gimnasio con la ayuda de Scrap (Morgan Freeman), un ex-boxeador que es además su único amigo. Frankie es un hombre solitario y adusto que se refugia desde hace años en la religión buscando una redención que no llega. Un día, entra en su gimnasio Maggie Fitzgerald (Hilary Swank), una voluntariosa chica que quiere boxear y que está dispuesta a luchar denodadamente para conseguirlo. Pero lo que más desea y necesita es que alguien crea en ella. Frankie la rechaza alegando que él no entrena chicas y que, además, es demasiado mayor. Pero Maggie no se rinde y se machaca cada día en el gimnasio, con el único apoyo de Scrap. Finalmente, convencido de la inquebrantable determinación de Maggie, Frankie decide entrenarla.



video