"Todos tus sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos" (Walt Disney)

jueves, 25 de diciembre de 2014

Felices fiestas y feliz 2.015

" Desde este espacio y un año más, les deseo unas felices fiestas y que el 2.015 sea un buen año tanto en lo deportivo como en lo personal." 






"Nada es imposible"





Un abrazo muy grande
Leon Gómez M.






lunes, 22 de diciembre de 2014

Horacio Elizondo; "Un hombre justo"

La obra, escrita por el periodista Marcelo Maller, recrea la vida de Horacio Elizondo desde su infancia como vendedor de periódicos hasta el momento en que durante la final del Mundial 2.006 entre Italia y Francia expulsó a Zinedine Zidane por agredir a Marco Materazzi.


En este extracto del libro se cuenta la anécdota de la aparición de las tarjetas Roja y Amarilla.



"Kenneth George Aston nació en la inglesa Colchester el primer día de septiembre de 1915. Y nació para ser árbitro de fútbol. Su vida se sacudió a los 20 años, cuando dictaba clases en la Universidad de Essex; lo llamaron para dirigir un partido entre los estudiantes y quedó tan entusiasmado con su actuación que al año siguiente quiso aprender aquella profesión que apenas había podido disfrutar por un rato.


Kenneth George Aston

Su dedicación y aptitud lo llevaron a convertirse en uno de los principales referís de Gran Bretaña y debido a su buen nivel fue designado para intervenir en la Copa del Mundo de 1962, en Chile. Tuvo el honor de debutar en el partido inaugural del campeonato y ser testigo cercano del triunfo local sobre Suiza por 3 a 1. Y como las autoridades de la FIFA quedaron más que satisfechos con su desempeño, fue elegido para impartir justicia en el enfrentamiento entre Chile e Italia, considerado por los organizadores de “alto riesgo”. No se equivocarían: ese choque fue bautizado, días más tarde, como “la batalla de Santiago”.
Una vergonzosa pelea hecha partido de fútbol.

Hubo de todo en el Estadio Nacional que pareció un improvisado Coliseo romano. Patadas, golpes de puños, insultos. Carabineros en medio de la cancha e inclusive un jugador italiano preso. Chile ganó por 2 a 0 ante el fervor de las 66 mil personas presentes y de esa manera consiguió su pase a la siguiente ronda.
Aston, en tanto, no había vivido un gran día. “No estaba arbitrando un partido de fútbol, estaba actuando como un juez en un conflicto militar“, explicó, lejos de la flema británica de quien también había sido Teniente Coronel en la Segunda Guerra Mundial.
A los 47 años se retiró pero FIFA lo quiso en su Comisión de Arbitros. Su aceptación como miembro en 1966 lo llenó de orgullo porque además en ese mismo año se jugaría un nuevo Mundial, esta vez en su casa, Inglaterra, y él sería el encargado del arbitraje. Por esos caprichos del destino, el árbitro inglés estuvo casi obligado a ocupar un lugar en la historia de partidos conflictivos. Esta vez debió hacerle entender a Antonio Rattín que el árbitro alemán Rudolf Kreitlein ya lo había expulsado en los cuartos de final entre Argentina e Inglaterra, por lo que debía retirarse de la cancha. En aquella época el juez le informaba al jugador verbalmente que debía irse del verde césped y el capitán argentino había pedido un traductor ya que aducía no entenderlo. Su ingreso evitó males mayores, aunque el Rata hizo de las suyas cuando ya se había resignado a partir hacia los vestuarios. En su camino estrujó la banderita inglesa que oficiaba como banderín del córner. Una ofensa grave para la Reina y para sus súbditos…


Es verdad que para el fútbol argentino ese partido resultó frustrante ya que, al fin y al cabo, terminó perdiendo por 1 a 0 y quedó eliminado. Pero los ingleses -luego campeones-, también sufrieron al árbitro alemán. ¿Por qué? Los hermanos Bobby y Jack Charlton habían sido amonestados por Kreitlein aunque ni ellos ni el director técnico inglés Alf Ramsay se dieron cuenta. Nunca entendieron los gestos ampulosos que hizo el juez en aquel choque contra los sudamericanos. Político y equilibrado, Aston les dijo a jugadores y dirigentes que él mismo estudiaría este problema para evitar confusiones en un futuro cercano.

Obstinado como pocos, no paró hasta resolver aquella dificultad. Y mientras conducía su coche por la calle Kensington, en Londres, se detuvo ante un semáforo y su rostro se iluminó: “Amarillo significa que aún puedes pasar. Es como si en una cancha le advirtiera a un futbolista que sólo tendrá una chance más. Y rojo, alto, fuera del terreno”, pensó. Aston tuvo allí su Eureka. A partir del Mundial de México de 1970 comenzaron a utilizarse las tarjetas amarilla (amonestación) y roja (expulsión), como símbolo universal, más allá del origen de cada árbitro.

Aún sin saberlo, Horacio Marcelo Elizondo, ese muchacho que vivía en Don Bosco y estudiaba Profesorado de Educación Física en el INEF Romero Brest en 1983, seguiría sus pasos, y un par de coincidencias entre ambos resultarían asombrosas. El inicio en el arbitraje, por ejemplo."





Entrevista a Horacio Elizondo
Cuenta la expulsión a Zidane en la final del Mundial 2.006


miércoles, 17 de diciembre de 2014

Toni Kroos; las ocho claves

Solo piensa en fútbol. Mantiene la novia de toda su vida. Se sacrifica en la alimentación. Duerme más de ocho horas. Es un líder





Fuente: Matías Nieto (www.abc.es)

Es el futbolista de Ancelotti que más kilómetros corre en cada partido: 11,6. Es un líder como eje del juego del Real Madrid. Presiona y reparte el juego con sumo acierto. Da 67 pases buenos de promedio por partido, una cifra que demuestra su importancia en el fútbol del equipo blanco. Casi todas las jugadas ofensivas del Real Madrid pasan por sus botas. Lleva nueve pases de gol en la Liga y ha marcado un tanto. Ya ha disputado 2033 minutos en la actual temporada, repartidos en veinticuatro partidos, quince de Liga, seis de Champions y tres en las dos Supercopas. Son muchos minutos en cinco meses. Hoy jugará otros noventa, en la semifinal del Mundial de Clubes frente al Cruz Azul, aquí, en Marrakech.

¿Qué claves tiene el alemán para triunfar con solo 24 años,para adaptarse al centro del campo desde el primer día, para ser el jefe del fútbol blanco como si llevara diez años en el equipo?

Estas son las ocho claves:


1- Solo piensa en fútbol.
Kroos duerme más de ocho horas diarias, se entrena al máximo para mantener siempre un alto grado de forma, no se reserva, y solo piensa en ser el mejor en el fútbol. Vive para este deporte.

2- Tiene la novia de toda la vida. Convive con Jessica Farberdesde siempre. Tienen un hijo, León, que es su otra dedicación. Jessica y León integran el resto de su vida. No hay otras cosas que centren su atención.

3- Evolución futbolística constante. En 2007 obtuvo el Balón de oro del Mundial sub 17. Su progresión estaba marcada po su calidad. No ha parado de crecer deportivamente.

4- Un líder sin arrogancia. Esa clase que exhibe alimenta un liderazgo en el campo que ejerce por derecho propio. Su facilidad le hace grande, pero no es arrogante ante sus compañeros ni ante los rivales. Su mandato futbolístico está ganado por su acierto, nada más. Ni nada menos. Es un portento para saber leer los partidos y sus problemas.

5- Ambición y tozudez para alcanzar lo que persigue. Se marcó hacer una carrera futbolística para conquistar títulos al más alto nivel y lo está consiguiendo. Ahora piensa hacer historia en el Madrid.

6- Sacrificio en la alimentación. Siempre come frutas, verduras, pescado y productos frescos. Nada de grasas, ni de alcohol, ni de bebidas gaseosas, que engordan. Su objetivo es prolongar durante muchos años su carrera.

7- Su secreto, la rapidez mental en el reparto del juego. Siempre está concentrado al jugar porque piensa cada pase segundos antes de recibir el balón, como mandan los cánones. Los da con precisión total porque están analizados, previstos en su cabeza, estudiados.

8- Hace sencillo lo difícil. Su facilidad para solventar los problemas y encontrar el centro perfecto desencanta a los adversarios. No para de repartir fútbol con personalidad, responsabilidad y criterio.



martes, 18 de noviembre de 2014

Los 10 mandamientos de David Moyes

Conozcamos un poco los principios del Escocés David Moyes, ex entrenador del Everton y Manchester United y actual entrenador de la Real Sociedad.





1.-Orden y rigor táctico. 
Puede ser su principal seña de identidad. Es la cualidad eterna de David Moyes en las diez temporadas en las que dirigió al Everton. Sus equipos se basan en un dispositivo defensivo asentado en el orden, la posición y el rigor táctico. En el Everton raro era el día en el que el equipo se rompía. Las líneas estaban siempre juntas. Su llegada se produce en un momento en el que la Real Sociedad no ha sido capaz de dejar su portería a cero en ninguna de las once jornadas disputadas. En el Manchester, con Nemanja Vidic y Rio Ferdinand en el final de sus carreras y afectados con lesiones, tuvo que echar mano de Evans, Smalling y Jones como centrales. El resultado no fue nada bueno. Desde lo táctico, el equipo muchas veces se veía largo, sin ideas claras a la hora de atacar y cuando se adaptaba un esquema defensivo era fácilmente vulnerable.

2.-Motivador. 
Es un hombre duro y recto que, sin embargo, sabe usar la mano izquierda, y al que todos reconocen como gran motivador. Conoce los códigos de un vestuario. Sabe acercarse a los jugadores y se interesa por sus asuntos personales. Es un entrenador que busca arropar a sus futbolistas y guiarlos. Llega a la Real Sociedad con la mente despejada después de salir del Manchester mucho antes de lo que nadie esperaba. Ha podido dedicar su tiempo desde abril a ver fútbol desde otro prisma y recuperar parte del tiempo perdido con su familia. Está ilusionado, según dicen los que han podido hablar con él. Su experiencia corta en Manchester le ha servido de aprendizaje.

3.-Estrategia. 
Uno de los objetivos que se marca el escocés cada vez que coge un equipo es sacar provecho de las jugadas de estrategia. Será fácil que mejore los registros de sus antecesores en la Real Sociedad porque el último gol de falta directa fue el de Bravo ante el Nástic en Anoeta en Segunda División. David Moyes tratará de que la Real Sociedad recupere la efectividad en los córners. En el Everton, con un equipo muy físico y con muchos centímetros de altura, sacó petróleo de las jugadas a balón parado y de las segundas opciones. El hoy técnico de la Real Sociedad hizo de Fellaini uno de los futbolistas con mejor remate de cabeza de toda la Premier. Moyes echa mano del scouting de jugadores a niveles más próximos al baloncesto que al fútbol.

4.-Velocidad por las bandas. 
Moyes tratará de inculcar a los hombres de arriba espíritu defensivo para tapar, sobre todo, las subidas de los laterales contrarios. El técnico apostará por los jugadores rápidos en posiciones de ataque. Va a tratar de robar el balón pronto y salir rápido para tratar de aprovechar los espacios que deja el contrario al desplegarse en ataque. La velocidad de jugadores como Chory Castro, Vela o Hervías tendrá mucho que decir. La incorporación de los laterales también es algo por lo que apuesta Moyes. Leighton Baines se hinchó a correr la banda izquierda en el Everton.

5.-Sistema de juego. 
Lo normal es que David Moyes se adapte a los jugadores que tiene en la Real Sociedad antes de imponer un sistema de juego, pero, a grandes rasgos, su dibujo pasa por una línea de cuatro defensas y cuatro centrocampistas. En la línea de ataque apuesta por dos puntas y en otras ocasiones juega con un único delantero. Con uno u otro sistema (4-4-2 y el 4-2-3-1) es competitivo ante los equipos grandes. Al menos en su etapa en el Everton.

6.-Cantera. 
Es un técnico que apuesta por los jóvenes valores. Si no fuera así no estaría en la Real Sociedad. En el Everton tuvo que vender y sustituir jugadores, pero su estilo no cambió. David Moyes se vio obligado en el Everton a creer en las categorías inferiores. Su trabajo con la cantera fue espectacular. Entre sus muchos logros está el de apadrinar la llegada de un joven Rooney al primer equipo. Otros jugadores a los que dio paso fueron Jack Rodwell, Ross Barkley o Victor Anichebe.

7.-Cruce de estilos. 
Moyes no tendrá ningún problema en modificar el estilo de juego del equipo en el transcurso de un mismo partido. Puede que apueste por sacar el balón jugado desde atrás con muchos apoyos y que a los pocos minutos ordene a sus jugadores jugar largo desde la defensa a la delantera sin transición por la zona ancha. El técnico busca descolocar a sus rivales con estos cambios que fueron entendidos por los aficionados del Everton pero no tanto por los jugadores del Manchester United. En la Real Sociedad podrá apostar por el ‘passing game’, el juego de toque y posesión, y habrá que ver hasta qué punto puede poner en práctica el ‘kick and rush’.

8.-Retorno económico. 
Su acertada postura de cantera permitió al Everton sobrevivir y alcanzar éxitos inimaginables con una regularidad impropia de un club menor que hasta de su llegada al banquillo sólo se había clasificado una vez entre los diez primeros de la Premier. Tiene buen ojo para fichar en equipos menores a futbolistas hoy importantísimos: Seamus Coleman (del Sligo Rovers), Leighton Baines (del Wigan) o Phil Jagielka (del Sheffield United).

9.-Entrenamientos cortos. 
A diferencia de lo que suele ser habitual en el fútbol británico en el que el entrenador no está encima de los jugadores en los entrenamientos entre semana, David Moyes pisa la hierba. Cuida todos los detalles en los entrenamientos. En el Everton eran cortos de duración, poco más de una hora, pero muy físicos y con mucho balón. No permite respiros y exige máxima entrega en los minutos de balón. El trabajo se complementa con ejercicio físico. Moyes cree en los plantillas amplias. Entiende que la competencia por el puesto titular redunda en beneficio del equipo.

10.-Fútbol y más fútbol. 
Al técnico de la Real Sociedad le avalan 1.338 partidos, 535 como jugador. En su casa el fútbol ha sido siempre tema de conversación. Su padre fue entrenador y David Moyes no tardó en acercarse a este deporte. Su carrera profesional arrancó a los veinte años. Ha pasado por siete equipos como jugador, desde 1980 hasta 1999) y ha estado en tres como técnico (Preston, Everton y Manchester), pero sigue teniendo la buena costumbre de presenciar en directo los partidos de fútbol.




Fuente: www.diariovasco.com

lunes, 10 de noviembre de 2014

Vídeo Motivación: Voluntad de Poder

" Voluntad de poder, es un concepto importante de la filosofía de Friedrich Nietzsche. Ésta describe lo que él consideraba el motor principal del hombre: la ambición de lograr sus deseos, la demostración de fuerza que lo hace presentarse al mundo y estar en el lugar que siente que le corresponde; todas esas son manifestaciones de la voluntad de poder."

Friedrich Nietzsche  



Este vídeo es una escena de la película histórica Pearl Harbor.

El presidente Roosvelt se dirige a sus colaboradores tras el ataque Japonés a la base naval de los Estados Unidos en Pearl Harbor, Hawái.



video






Franklin Delano Roosvelt

                       ¡¡NO VUELVA A DECIRME QUE NO PUEDE HACERSE!! 


sábado, 8 de noviembre de 2014

Método Paco Jémez


El equipo de Vallecas se regenera año a año con el presupuesto mínimo. Luego hace lo más difícil del fútbol: organizarse alrededor de la pelota para atacar con todos. Siempre. El proceso sería imposible sin Paco Jémez. El que probablemente sea el técnico más innovador del fútbol español explica su método con la misma energía que pone en entrenar.

Paco Jémez en su etapa en la UD Las Palmas

El País: 07/11/2.014

"Más convicción que adiestramiento"

"Para sacar el balón jugado hace falta un adiestramiento y un convencimiento. Me decía un ex compañero: ‘¿Cómo le has enseñado a Toño [el portero] a jugar con los pies en tan poco tiempo?’. Y no es una cuestión de que yo le haya enseñado a jugar con los pies. La cuestión es que en los sitios donde ha estado nadie le ha exigido a Toño que haga lo que está haciendo ahora. Al final es un tema más de convicción".

"No sabes qué balón te costará el partido"

"Es muy sencillo. Yo le digo: ‘Mira, Toño, cada vez que te llega el balón lo tenemos nosotros. ¿Verdad?’ ‘Sí’. ‘Pues cada vez que le pegas para arriba, ¿de quién es el balón?’ ‘Pues no lo sé’. ‘¿A que tampoco sabes cuál es el balón que te va a costar el partido y cuál el que te va a hacer ganar? Entonces cuidaremos todos los balones que tengamos’. ‘¿Pero y si fallo el pase?’ ‘Ese es un riesgo que tenemos que correr. Los partidos se pierden de cualquier manera. Es más: se pierden más regalando balones con pelotazos largos que perdiéndolos por un pase mal dado. Porque si tú miras el cómputo general del año los goles que nos hacen por errores nuestros en la salida del balón no son ni el 5% de los goles que recibimos. Cometemos unos siete errores en el año y nos cuestan tres o cuatro goles. No es una cantidad como para que nos planteemos que esto nos está llevando a la ruina".

"900 ejercicios diferentes cada año"

"Quiero tener suficientes ejercicios como para no repetir ni uno en todo el año. Buscamos simulaciones mirando partidos. Vemos una situación y decimos: ‘de aquí sacamos un ejercicio que nos va a valer para que esto no me vuelva a pasar; o para potenciar esto tan bueno que hago’. Llegamos a meter hasta cinco ejercicios distintos por sesión. Si haces tres o cuatro ejercicios por día y lo multiplicas por los 300 entrenamientos, estamos hablando de 800-900 ejercicios al año".

"Hay que hacer pensar al jugador constantemente"


"El futbolista de Primera tiene una gran inteligencia desaprovechada. Ahí está el margen de mejora. En los cursos de tecnificación insisto: ‘Yo no te digo que hagas un ejercicio ni que lo dejes de hacer. Tú eres el dueño de los ejercicios de tu equipo. Lo único que te pido es que hagas pensar a los jugadores. Constantemente. Propón tareas donde ellos tengan que estar pensando. Establece reglas nuevas, juegos distintos. No me importa que se desconcierten. Hay ejercicios complejos que las primeras veces salen de pena. Los ves y dices: ‘¡Madre mía de mi vida!’. Pero a la tercera vez ya los mecanizamos".

"La peor decisión es no tomar decisiones"

"En la mayoría de las tareas que hacemos hay muchas pérdidas y recuperaciones de balón para que el jugador cambie ese chip de defensa-ataque en nada. Tú en el partido no tienes dos segundos para cambiar. Si te tomas dos segundos ya no llegas. Esa adaptación se hace con ejercicios en los que hay mucha intensidad, mucha velocidad y en los que el jugador tiene que estar constantemente tomando decisiones. La peor decisión es no tomar ninguna decisión. Si tú te quedas parado no vas a acertar nunca. Tú muévete. Es posible que te equivoques, pero ya has hecho algo por buscar una solución. Odio a los jugadores que se paran"

"Que los delanteros contrarios se muevan en virtud de nuestra defensa"

"Habitualmente se piensa que la línea defensiva tiene que moverse en virtud de lo que hagan los delanteros: ‘Si los delanteros están cuatro metros para atrás nosotros tenemos que ir cuatro metros para adelante…’. No siempre tiene que ser así. Intentemos que cambien las cosas. Que sean los delanteros los que tengan que preocuparse por nosotros. Presionando arriba no les dejaremos más salida que el balón largo. Si nuestra línea defensiva se queda por detrás de los delanteros rivales jugamos 11 contra 11. Pero en el momento que la línea se pone por delante, sus tres delanteros ya no juegan porque se quedan en fuera de juego: entonces somos 11 contra 8. No es tanto tirar el fuera de juego (nosotros no tiramos el fuera de juego) sino ocupar una situación ventajosa antes de que se produzca el pase largo del rival. Conque los zagueros den cuatro o cinco pasos los delanteros rivales ya no pueden jugar. Pero tienen que ser cuatro pasos rápidos. Si lo haces lento habilitas al rival".

"Manda el central más próximo al peligro"

"Siempre manda el central que más cerca está del peligro, porque el resto, por la orientación, lo ven tanto a él como al balón. Por ejemplo: si el balón viene por la derecha y nuestro lateral derecho sale, siempre manda el central derecho. Los otros dos defensas, viéndolo en perspectiva, tienen que colocarse en función de dónde se coloca el central que manda. Si él da dos pasos no tiene ni que avisar. El resto debe seguirlo. La clave es la atención y la perspectiva: el primer central no se va a colocar en función de los otros porque no los ve. Lo mismo que cuando estamos atacando: los centrales se colocan en función de dónde se coloca el resto del equipo porque lo están viendo. Y cuando ataca el rival, los que se colocan en función del resto son nuestros delanteros. Cada jugador tiene una perspectiva y, dependiendo de ella, hace una cosa u otra. El que mejor perspectiva tiene es el portero porque desde atrás se ve todo".

"El mejor equipo se desordena y se ordena continuamente"

"Cuando tu equipo tiene el balón debes hacer todo lo que puedas para que te lo den a ti. Cuanto más te muevas más posibilidades le darás al compañero y más posibilidades tendrás de que te den el pase. Pero ese movimiento genera necesariamente un desorden. Estoy harto de oír que todos los entrenadores quieren orden. Equipos ordenados. Orden para acá, orden para allá… Yo creo que un equipo tiene que desordenarse. ¿Dónde está el quid de la cuestión? En que tiene que estar desordenándose y ordenándose continuamente. El mejor es el que se desordena y es capaz de ordenarse para que el contrario no aproveche ese desorden. Porque si todo es orden, orden, orden… ¿Cómo sorprendemos? Con el talento individual, vale. Pero tu capacidad como equipo se ve mermada. Por ejemplo: el orden sería lateral, central, central y lateral. Eso está ordenadito. Pero si un central sale a presionar al medio campo se genera una zona que es un desorden táctico. Si ese desorden no lo vuelvo a ordenar sí soy vulnerable. Entonces cojo un lateral y lo cierro en función del balón. Así mi desorden pasa a otra zona más alejada".

"Queremos desordenarnos lejos del balón"


"Buscamos que nuestros desórdenes se produzcan en las zonas más alejadas del balón. Por eso metemos mucha gente en la zona activa del balón con mucha presión para que el contrario no pueda salir a donde nos haría más daño. Esa presión juntándonos en 20-25 metros hace que nos ordenemos hacia el balón y nos desordenemos por fuera, y que tengamos que estar reajustando continuamente. Si veo que un compañero va a hacer una ayuda y ha generado un desorden en nuestro sistema tengo que ir a taparlo. Ves el vídeo y lo hacemos tan rápido que el equipo parece que siempre está ordenado cuando en realidad está cambiando de esquema. Hay que ser rápido. Hay miles de combinaciones. Al final los jugadores lo hacen por intuición. Se trata de ocupar una zona desocupada y alejar el desorden del balón y del centro. Si el contrario quiere atacarnos que lo haga por fuera. Yo soy un enamorado del desorden pero siempre que vaya acompañado de un orden. Porque si te desordenas y luego no te ordenas te acaban destrozando".

"El miedo hace mediocres a grandes jugadores"

"Si el lateral sube, metes al central en el lateral y al mediocentro en la defensa. Pero los movimientos de adelante hacia atrás me gustan menos que los de atrás adelante. Prefiero que Trashorras y Baena vayan a presionar a un mediocentro contrario y que sean los centrales los que achuchen las líneas por detrás y se junten a los mediocentros, antes de que los mediocentros den un paso atrás y se metan entre los centrales. Porque un paso atrás tuyo es un paso adelante del contrario. Me encantan los jugadores que juegan de atrás adelante. No me gusta la gente que a las primeras de cambio sienten temor. He visto grandes jugadores convertidos en mediocres por el miedo".

"Si el lateral sube, que no piense en defender"

"Queremos que el contrario sea reactivo, no activo. Prefiero que nos esperen antes que tener que verlos venir. El lateral no tiene que preocuparse del desorden que crea. De eso tiene que preocuparse la gente que tiene por detrás. Yo nunca le he dicho a un lateral que suba y que esté pensando en defender: ‘Si tú estás atacando ataca, y ataca lo mejor que puedas. Lo que no quiero es que subas pensando que si pierdes el balón tienes que bajar. Porque entonces ni vas a atacar ni nada.Si pierdes el balón ya nos habremos organizado en función tuya".

"Es mentira que no se pueda presionar 90 miniutos"

"Hay un tópico que dice que ningún equipo puede estar presionando los 90 minutos. Es mentira. Nosotros lo hacemos durante 90 minutos. Y si el partido durara 120 también lo haríamos. El tema es hacerlo con ayudas y que al final esas carreras sean cortas. Lo que no aguanta un equipo son 90 minutos yendo y viniendo pegándose carreras de 60-70 metros. Nosotros perdemos el balón y tardamos una media de 5,4 segundos en recuperarlo. ¿Acaso no se pueden hacer esfuerzos de cinco segundos? Lo que ocurre es que si coges el balón y lo pierdes inmediatamente te cansas. El tema es cogerlo y que te dure. Una de nuestras máximas es: ‘cuando nosotros no tenemos el balón nadie descansa; solo nos tomamos un respiro si lo tenemos’. Por eso tardamos muy poco tiempo en recuperarlo y luego tratamos que nos dure mucho. Contra equipos grandes te cuesta más. Pero al final todos los años somos el tercero o cuarto equipo con más posesión de Europa".

"El día que empatemos 12 partidos bajamos"

"Yo le digo a mis jugadores: ‘¡Los empates no valen absolutamente para nada!’. Si el partido acaba en empate acabo más jodido que si he perdido. El año pasado empatamos cuatro partidos y el anterior tres. Los jugadores lo saben: el día que nosotros empatemos 12 partidos bajamos a Segunda. Es matemática pura. Si empatamos 12 quiere decir que nos quedan 26 para ganar o perder. De esos 26 tendríamos que ganar como mínimo 10 o 12 para que las cuentas nos salgan. Yo quiero ganar o perder. En los dos años que llevo aquí solo han ganado más partidos que el Rayo el Barça, el Madrid, el Atlético, el Sevilla, el Valencia, la Real y el Athletic. Los siete grandes".


Fuente: El País

Paco Jémez UD Las Palmas



Charla antes de salir a jugar



viernes, 31 de octubre de 2014

Los Principios del "Cholo" Simeone

A partir del 23 de diciembre del 2011, Diego Simeone se hizo cargo del Atlético de Madrid en reemplazo de Gregorio Manzano. Comenzó así uno de los periodos más exitosos del cuadro colchonero, no solo por los títulos, sino que sobre todo por la identidad que el técnico le dio al equipo y también al club.

Después de casi tres años, el Cholo no tiene secretos y para él, la clave está en el trabajo, esfuerzo y disciplina. Pero no para ser uno más. Para ser el ganador.



Los principios del Cholo y que han llevado al éxito al Atlético de Madrid:

1. No acepta el conformismo. "El esfuerzo no se negocia. Ni tolero el conformismo. La pasividad está alejada de mí".


2. Lo emocional, una de las claves. "Los regulares, emocionalmente, son más competitivos en un torneo de pocas distancias".


3. Ir partido a partido. "Si miras lejos, no ves el paso inmediato y tropiezas. Hay que ir despacio, que no lento...".


4. Identificación con los colores. "Es fundamental la pertenencia, sentirse involucrado, que se entreguen a pleno proyecto".


5. Hay que conocer los problemas. "Nunca se toca fondo. Se puede estar peor. Si sabes lo que pasa, puedes solucionarlo".


6. Desea que crezcan los jugadores. "Creo en el trabajo individualizado con los futbolistas. Si veo que mejoraron, ése es mi título más importante".


7. El orden es obsesión. "Creo en el orden antes que nada y por encima de todo. El orden es una manera de vivir en la cancha".


8. Lo primero es hacer grupo. "No rechazo nada. Veo mucho fútbol y leo sobre Psicología. Si armaste el grupo, el equipo aparece mucho más fácil".


9. Comunicación recíproca. "No sólo el jugador debe entender al técnico. El entrenador también debe entender al jugador".


10. Le gustan los retos. "Si veo barro, me tiro de cabeza. Me gustan los desafíos en el mundo del fútbol".


11. Sólo confían en el trabajo. "Sigo una frase de mi amigo Nelson Vivas: sólo en el diccionario éxito está antes que trabajo".


12. Defensa de cuatro y ataque de tres. "Me gusta jugar con cuatro atrás. Y ahora los que atacan con tres tienen más resultados".


13. Agresividad en el campo. "Los partidos hay que jugarlos con el cuchillo entre los dientes sobre el terreno de juego".


14. Sólo piensa en el mañana. "Disfruto ganando un título. Pero lo que ya se hizo se quedó atrás. El fútbol siempre es el mañana".





Fuente: extracto del reportaje 'El Atlético del Cholo, amor propio, carácter y personalidad', de Jorge García y 'Topo' López, publicado en el nº 25 de la revista AS Color. 

miércoles, 29 de octubre de 2014

El equilibrio de Nash

John Forbes Nash Jr. 

(Bluefield, 13 de junio de 1928) es un matemático estadounidense, especialista en teoría de juegos, geometría diferencial y ecuaciones en derivadas parciales, que recibió el Premio Nobel de Economía en 1994 por sus aportes a la teoría de juegos y los procesos de negociación, junto a Reinhard Selten y John Harsanyi. 
La película Una mente maravillosa (2001) está basada en su vida.




Equilibrio de Nash

El equilibrio de Nash es, en la teoría de los juegos, un “concepto de solución” para juegos con dos o más jugadores, el cual asume que:
Cada jugador conoce y ha adoptado su mejor estrategia, y
Todos conocen las estrategias de los otros.

Consecuentemente, cada jugador individual no gana nada modificando su estrategia mientras los otros mantengan las suyas. Así, cada jugador está ejecutando el mejor "movimiento" que puede dados los movimientos de los demás jugadores.

En otras palabras, un equilibrio de Nash es una situación en la cual todos los jugadores han puesto en práctica, y saben que lo han hecho, una estrategia que maximiza sus ganancias dadas las estrategias de los otros. Consecuentemente, ningún jugador tiene ningún incentivo para modificar individualmente su estrategia.

Es importante tener presente que un equilibrio de Nash no implica que se logre el mejor resultado conjunto para los participantes, sino sólo el mejor resultado para cada uno de ellos considerados individualmente. Es perfectamente posible que el resultado fuera mejor para todos si, de alguna manera, los jugadores coordinaran su acción.

En términos económicos, es un tipo de equilibrio de competencia imperfecta que describe la situación de varias empresas compitiendo por el mercado de un mismo bien y que pueden elegir cuánto producir para intentar maximizar su ganancia.


Quizás el mejor ejemplo de un equilibrio de Nash es la variación del conocido “dilema del prisionero” modificado a fin de resaltar los efectos descritos. En esta versión hay varios jugadores (más de tres). El resultado sería mejor para todos si todos cooperaran entre ellos y no declararan, pero, dado que cada cual persigue su propio interés, y ninguno puede confiar en que nadie declarará, todos deben adoptar la estrategia de declarar, lo que termina en una situación (equilibrio) en la cual cada uno minimiza su posible pérdida.

Modificaciones adicionales permiten repetir el juego de forma indefinida (por ejemplo, con los jugadores repartiendo un “botín”, etc.). En todas esas situaciones resulta que la estrategia de no cooperar es la que minimiza el riesgo de pérdidas y otorga una ganancia media pero segura para cada jugador individual, pero la cooperación maximizaría la ganancia tanto a nivel individual como de grupo.


                                                            Dilema del Prisionero



                                                       Dilema del Prisionero



Aplicación al Fútbol; El penalti de Nash

Antes de que el balón comience a rodar en Brasil, aún queda por contar una historia de la final del pasado Mundial de Sudáfrica. Mientras que para España cada minuto de la prórroga fue un suplicio, para Holanda suponía un pequeño paso hacia una meta soñada: la tanda de penaltis. Un catedrático español de economía había realizado para Holanda un exhaustivo informe sobre cómo tiraban los penaltis los jugadores españoles. Lotería para unos y ciencia para otros. Suerte o matemáticas, intuición o probabilidad. Diferentes formas de ver una pena máxima.
                                                    
                                                El penalti de Nash (Informe Robinson)



Jhon Nash refutó a Adam Smith

Adam Smith -el padre de la economía- no tenía razón cuando en 1776 en su obra "La Riqueza de las Naciones" esbozó su tesis principal -y base fundamental de toda la teoría económica moderna- de que el máximo nivel de bienestar social se genera cuando cada individuo, en forma egoísta, persigue su bienestar individual, y nada más que ello. 


Jhon Nash (Matemático, premio nobel de economía) descubre que una sociedad maximiza su nivel de bienestar cuando cada uno de sus individuos acciona a favor de su propio bienestar, pero sin perder de vista también el de los demás integrantes del grupo. Demuestra cómo un comportamiento puramente individualista puede producir en una sociedad una especie de "ley de la selva" ( O teoría Darwiniana, en otras palabras ) en la que todos los miembros terminan obteniendo menor bienestar del que podrían. Con esta premisa, Nash profundiza los descubrimientos de la Teoría de los Juegos, descubierta en la década del '30 por Von Neumann y Morgestern, generando la posibilidad de mercados con múltiples niveles de equilibrio según la actitud que tengan los diferentes jugadores, según haya o no una autoridad externa al juego, según sea el juego cooperativo o no cooperativo entre los diferentes jugadores. De esta manera, Nash ayuda a generar todo un aparato teórico que describe la realidad en forma más acertada que la teoría económica clásica.

En el libro "Hitler ganó la guerra"de Walter Graziano, habla de como Nash refutó a Smith y pone el siguiente ejemplo :

"Por ejemplo, tomemos el caso del fútbol. Supongamos un equipo en el que todos sus jugadores intentan brillar con luz propia, jugar de delanteros y hacer el gol. Más que compañeros, serán rivales entre sí. Un equipo de esas características será presa fácil de cualquier otro que aplique una mínima estrategia lógica: que los once integrantes se ayuden entre sí para vencer al rival. ¿Cuál cree el lector que será el equipo ganador? Aun cuando el primer equipo tenga las mejores individualidades, es probable que naufrague y que, incluso hasta individualmente, los miembros del segundo equipo luzcan mejor. Esto, ni más ni menos, es lo que Nash descubre, en contraposición a Adam Smith, que sugeriría que cada jugador "haga la suya".

Vamos con otro ejemplo, tonto si se quiere, que es el siguiente: En una evaluación, en un momento dado el profesor se retira del aula, quedando los 5 alumnos solos. La evaluación consistía de 5 preguntas y cada alumno sabía una sola de las 5 respuestas. Ahora digo yo, ¿Es mejor unir a las 5 y alcanzar el bien común (Aprobar el examen) o que cada uno responda solo una pregunta ?.. 


Escena de la película "Una mente maravillosa"

Russell Crowe, intrepretando a John Forbes Nash, redefine uno de los puntos clave en el modelo ecónomico de Adam Smith. La película recrea la vida del premio nobel de economía que describió el "punto de equilibrio" en un clásico dilema del prisionero. Adam Smith sostenía que cada uno debe hacer lo mejor para si mismo y de esa manera el grupo progresará. Nash postula, en cambio, que la mejor manera de que el grupo progrese es que cada miembro haga lo mejor para si mismo y para el grupo.

                                                              
Una mente maravillosa


jueves, 16 de octubre de 2014

Selección Española; Crisis de resultados


Técnicos de distintas generaciones analizan la crisis de resultados de las selecciones de España y concluyen que el modelo debe mantenerse con variaciones tácticas.

Las selecciones españolas de fútbol, desde la categoría absoluta a la sub-17, pasando por la sub-21, atraviesan una grave crisis de resultados. Los más jóvenes se han quedado fuera de sus respectivos campeonatos de Europa y los mayores encuentran dificultades inesperadas para llegar a la Eurocopa de Francia 2016 tras el fracaso del Mundial de Brasil. Después de una década de éxitos sin precedentes, arrecian las críticas que apuntan a un exceso de retórica, la autocomplacencia, el agotamiento e incluso la soberbia. Se plantea la cuestión de si el modelo de juego, esa patente del toque que España propagó por el mundo, precisa revisión. De ello opinan seis técnicos cuyo trabajo abarca las últimas cinco décadas.





Vicente del Bosque. “En la federación miramos más allá de los resultados. No tenemos dudas de que en las categorías inferiores estamos haciendo lo correcto, porque este mismo trabajo nos ha llevado a ganar. Si ahora nos toca perder, debemos asumirlo con deportividad. Las selecciones actúan en consonancia con un entorno. La federación no camina en contra de lo que estén haciendo los clubes. Y hablamos del Villareal, el Sporting o el Sevilla, no solo del Madrid o del Barça. La cantera en España tiene muchos colores, pero la idea es común. Y en la selección no es diferente”.




Manu Sarabia. “Cuando mejor eres, más tienes que innovar porque más te estudian. Si mantienes los mecanismos, te contrarrestan. Sin perder estilo, hay que ir metiendo variantes. Futbolistas tenemos para dar y tomar, de un nivel altísimo. ¿Evolucionar cómo? Estudiando al contrario antes del partido y viendo sus características; luego haciendo correcciones. A veces interpretamos mal lo que es la posesión: no es tener la pelota por tenerla, sino para progresar en el juego. Hay que darle muchas soluciones al poseedor. Jugadores que vengan a recibir y otros que se desmarquen con profundidad. No estamos dando demasiadas soluciones al poseedor. Siempre son desmarques de apoyo y pocos desmarques de ruptura. Hay que variar los desmarques, porque todos nos juegan a defender: al contragolpe y a la estrategia, incluso cuando nos ponemos por delante”.




Joaquín Caparrós. “Sería un total contrasentido abandonar ahora el camino que nos ha dado tantos éxitos. No es un estilo basado solo en el toque, como se dice, sino en el talento de los jugadores españoles, que son formidables. Hay que potenciar el trabajo de base para pulir el talento de los jóvenes y me consta que en las categorías inferiores se está trabajando mucho en ese aspecto. Si se han producido malos resultados es por la naturaleza del juego: tiene un componente de azar importante. Ahí está Alemania, sufriendo en la fase de clasificación del Europeo... Hablan de que hay que tener un plan B y eso es algo relativo. Podemos hablar de variantes tácticas que te puedan ayudar. Se puede potenciar el juego por bandas porque España tiene futbolistas, afortunadamente, de todos los perfiles”.




José Emilio Santamaría. “En la selección se han introducido jugadores nuevos y adaptarlos lleva su tiempo. Hay que tener paciencia. España impresionó al mundo con el toque y cambiar va a ser difícil, porque todas las grandes selecciones persiguen jugar así. Además, ¿cuántos sistemas hay? ¿Acaso hay tantas opciones? Yo veo que hay otro problema: los árbitros están permitiendo demasiadas cosas que no están dentro del fútbol. Ya no se castiga la mala intención, los agarrones, los codazos, las interrupciones constantes. Eso hace 50 años no pasaba”.




Pichi Alonso. “Los otros crecen poco a poco. Cubrir la baja de Puyol, Xavi y Xabi Alonso necesita un periodo de adaptación. Todo ese proceso cuesta. El modelo es el que ha traído todos los éxitos. No se puede ganar siempre. Durante años, había mucha calidad en las inferiores y no llegaba a la A. Después también triunfó la absoluta. Hay que actualizarse y aportar variantes. Es lo mismo que le ha pasado al Barça con Luis Enrique, que ha convertido a los extremos en nueves dando la banda a los laterales”.



Ángel Cappa. “Para comprender y asimilar el juego de España hay que tener sensibilidad y conocimiento. Y hay gente que no tiene ni lo uno ni lo otro. ¿Qué pretenden? ¿Ganar sin parar? Primero, hay que admitir que el fútbol tiene dos posibilidades: ganar o perder. Segundo, no se plantea el agotamiento de un estilo, sino su interpretación. Las ideas futbolísticas se pueden interpretar bien o mal. Un córner lo puedo tirar bien o mal. Si lo tiro mal, no hay ninguna posibilidad de que salga la jugada ensayada, por más que el plan sea el mejor. Por último, quiero recordar que este es el único modelo que permitió a España ganar títulos. Y me remito a la selección que levantó la Eurocopa de 1964 con Luis Suárez, Perera, Lapetra y Amancio”.





Fuente: El País



sábado, 11 de octubre de 2014

Paco Seirul.lo: El método Barça

Estos son los secretos del 'método Barça'

Uno de los mayores expertos en la preparación física, Paco Seirul.lo, impartió una clase magistral sobre la innovación en la metodología de trabajo 

Escuchar a Paco Seirul.lo, maestro de maestros en la preparación física, siempre es un regalo para el cuerpo, la mente y el alma. Nadie como Seirul.lo para diseccionar el fútbol a la vez que imparte una clase magistral. Seirul.lo, que abandonó la disciplina del primer equipo para asumir el cargo de máximo responsable de metodología de trabajo del FC Barcelona, obró ayer en París un milagro. Durante su larga ponencia en el centro Aspire Academy Global Summit ante 150 delegados de 50 equipos desveló algunos de los secretos mejor guardados en la preparación física del Barcelona y que han convertido al club en un oasis futbolístico admirado y envidiado por todo el planeta.

“Si en vez de decir que vamos a atacar o a defender decimos que vamos a tener el balón o lo queremos recuperar, ¿qué diferencia hay?”, espetó Seirul.lo, mientras los oyentes tomaban nota muy atentos y concentrados, “si haces veinte toques y al final logras meter un gol o no, vale la pena. ¿Por qué? Pues porque veinte individuos han disfrutado. Mover el balón sin sentido no es ningún juego. En vez de línea defensiva tenemos un proceso de juego en cada una de las partes del campo. Un proceso cerca de nuestra área y en la del rival”. Seirulo.lo estaba abriendo el manual de estilo que está practicando Luis Enrique y que lleva muchos años ejerciendo con más o menos fortuna desde que la época dorada de Johan Cruyff.

El ilustre profesor alumbró los pilares que el Barcelona está edificando en cuanto a la preparación física, donde se personaliza hasta el más mínimo detalle para maximizar el trabajo físico: “Queremos hacer un proyecto nuevo. Las partes fundamentales del fútbol las hemos sustituido por cosas que nos pueden poner en otro paradigma: si nosotros decimos vamos a entrenar al delantero centro, también habrá que marcar muy claramente su perfil, ¿de quién estamos hablando? ¿de Müller o de Messi? Tenemos que cambiar la manera de ver la preparación física de una manera tradicional”.

Seirul.lo utilizó varios recursos para iluminar a la audiencia: “El fútbol es como el que aprende un idioma o pinta. Hay que practicar aquello que quieres hacer ¿Pintan igual Van Gogh o Rubens? El contexto es cada caso es distinto, la metodología es distinta y el camino también distinto. Por eso no veremos a Van Gogh pintando mujeres en el bosque”.

Recordó que el Barcelona lleva ya usando una metodología diferente “hace treinta años: quince años gestándola y otros quince años llevándola a práctica”. Seirul.lo dejó bien claro que “hemos destruido pensar solo en defensa, mediocampo y ataque, y hemos construido un nuevo juego; en los últimos cinco años hemos vivido un fenómeno de jugar al fútbol en otras condiciones. Está claro que si no evolucionamos, acabaríamos haciendo lo mismo que todos los demás. Por eso tenemos que dar un paso al frente”.

Y entonces llegó el momento de poner casos pragmáticos e ilustrativos del primer equipo. El primero para abordar si Pedro podría jugar como lateral derecho tal como alguna voz ya ha especulado en alguna ocasión: “¿Creéis que Pedro no podría jugar de defensa? Pedro jugando en la zona de construir el juego es de una calidad increíble porque hemos logrado que su concepción metodológica sea diametralmente distinta a la que se supone que ha de tener un delantero”.



SORPRESAS

El segundo ejemplo fue el de Andrés Iniesta ¿Se imaginan al manchego jugando como central? Seirul.lo tenía la respuesta: “Cuando jugamos los partidillos en los entrenamientos es el mejor defensor del equipo, mucho mejor que cualquiera de nuestros defensas, porque no solo es capaz de recuperar el balón sino que a partir del balón inicia la jugada para crear alguna cosa”. Más de uno en la sala se quedó boquiabierto ante un argumento tan sencillo como diáfano.

Seirul.lo no estuvo solo en su representación de la metodología blaugrana ya que le acompañó otro profesional admirado por sus compañeros, el técnico Joan Vilà, uno de los mentores que tuvo Xavi Hernández en el fútbol base y persona imprescindible para entender el fútbol que practica el equipo blaugrana.

Fuente: Diario Sport


miércoles, 17 de septiembre de 2014

Palabra de Larry

Informe Robinson nos deja este maravilloso documental sobre la vida del mítico Larry Bird.

La de Larry Bird es la historia de la leyenda que jamás se cansó de ganar. Resulta difícil entender cómo una vida repleta de adversidades pudo acabar convirtiéndose en lo que hoy representa: uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto, quizá el mejor tirador de todos los tiempos.

Esfuerzo, sueños, superación, ambición, éxito.....


martes, 26 de agosto de 2014

Entrenar / Enseñar


No cabe duda de que enseñar quiere decir informar, ofrecer recursos de todo tipo con que afrontar los problemas que a cada uno se le presenten en el cumplimiento de sus respectivas tareas. El entrenador proporciona directamente todos los elementos indispensables para esa puesta en acción que será el próximo partido o el próximo entrenamiento.


Según la RAE, enseñar es; "Comunicar conocimientos, habilidades, ideas o experiencias a una persona que no las tiene con la intención de que las comprenda y haga uso de ellas."


A continuación una escena de la película protagonizada por Federico Luppi "Lugares comunes"

Sinopsis

Fernando Robles (Federico Luppi) es porteño, ya ha cumplido los sesenta y es profesor de literatura en la universidad, donde enseña a enseñar.




"Enseñar quiere decir mostrar"



lunes, 28 de julio de 2014

Rafel Pol; Preparador Físico del FC Barcelona

(EL País) FONSI LOAIZA Barcelona 27 JUL 2014

 El balón para cargar pilas

En las sesiones magistrales del profesor Paco Seirul·lo, director del área de metodología del entrenamiento en el Barça, siempre se escucha una frase que retumba en las aulas: “Debéis esforzaros en construir un proyecto que permita a los jugadores que se enamoren del juego, que digan: esto es lo más bonito que hago en mi vida. No que se diviertan; que se enamoren, que es distinto”. Rafel Pol es el alumno aventajado de Seirul·lo. Este año trabajarán codo con codo. El nuevo preparador físico es de la generación del 87, como Messi y Piqué. Él será quien proponga los ejercicios a los cracks del Barcelona.

Luis Enrique, Edu Pons y Rafel Pol

Luis Enrique ya estuvo con Pol en el Roma y el Celta y comparten filosofía. “Al principio hay objetivos físicos, pero hacemos la mayoría de ejercicios con el balón. Será una pretemporada atípica porque no hay gira. Queremos aprovechar mucho los entrenamientos para trabajar y repetir todas las situaciones que se dan en los partidos”, explica el entrenador.

Pol ha desmontado falsos mitos dictados por los dogmas clásicos del entrenamiento en su libro La preparación ¿Física? en el fútbol. Para el preparador físico azulgrana: “La velocidad colectiva es la que determina la velocidad del juego” y “las desaceleraciones y aceleraciones son mucho más importantes que la velocidad de desplazamiento”. Y sentencia: “El modelo de juego, no es el posicionamiento de los jugadores (1-4-4-2, 1-4-3-3), sino la forma en que se relacionan entre sí”.




Pol es crítico con los métodos conductistas: “El jugador debe saber qué quiere provocar el entrenador con cada situación”. El preparador físico azulgrana lucha por la prolongación de la vida útil del futbolista, señala los males del exceso de entrenamiento y considera la técnica y la táctica como interdependientes. Según el extremo del Celta, Nolito: “El fútbol es un estado de ánimo y Pol siempre te tiene enchufado aunque no estés al 100% físicamente. Se agradece que no sea un sargento. No recuerdo un preparador físico que apueste tanto por el balón. El 90% de sus ejercicios son con pelota”. El centrocampista del filial, Babunski, que se entrena con el primer equipo, remarca: “Se entrena a máxima intensidad, pero se escucha el sonido del balón”.

La pretemporada es cuestión básica en el librillo de Pol: “Debería basarse en la readaptación del futbolista al juego. El trabajo general es innecesario. Cargar las pilas, rellenar el depósito no tiene base fisiológica. Es el periodo de observación entrenadores-jugadores. La pretemporada significa el inicio de la creación del modelo de juego”. “Los entrenamientos deben ser como partidos, sino los partidos se convierten en entrenamiento”, es una de sus máximas.


Pol dice no tener respuestas, solo interrogaciones: “¿Por qué se entrena la técnica en ausencia de fatiga? ¿Por qué entrenar la táctica intentando eliminar la fatiga? ¿Por qué valorar la resistencia de forma aislada al juego? ¿Estamos entrenando la técnica para el minuto 1?”. Su propuesta es seducir a los futbolistas y que recuperen la pasión y vuelvan así al juego posicional, al espíritu colectivo, a la presión intensa y al repliegue rápido. Y dejar el pasar por pasar para que con el pase pasen cosas.

Joaquín Valdes (Psicólogo), Rafel Pol (Prep. Físico), Luis Enrique (Entrenador), Roberto Moreno (Scouting, 3er entrenador) y J. Carlos Unzué (2º Entrenador)


martes, 8 de julio de 2014

Marcelo Bielsa en Olimpique de Marsella

Primeros pasos de Marcelo Bielsa en el Olimpique de Marsella:



En acción dirigiendo una tarea





"Un entrenador no es mejor por sus resultados ni por su estilo, modelo o identidad. Lo que tiene valor es la hondura del proyecto, los argumentos que lo sostienen, el desarrollo de la idea.”


Charla individual





"Si algún día tuviera que analizar a un entrenador, prescindiría del resultado, examinaría el método"

lunes, 7 de julio de 2014

Hasta siempre Di Stéfano...

Mi pequeño homenaje a D. Alfredo Di Stéfano.....

"Todo lo que hacemos con los pies lo hemos de hacer antes con la cabeza"



Alfredo Stéfano Di Stéfano Laulhé (Barracas, Buenos Aires, 4 de julio de 1926 – Madrid, 7 de julio de 2014) fue un futbolista y entrenador argentino, nacionalizado español, y jugador histórico de los clubes River Plate, Millonarios y Real Madrid, siendo desde el año 2000 presidente de honor de este último.

Como jugador participó en seis encuentros con la selección argentina y otros treinta y uno con la selección española. Es considerado por la FIFA como uno de los cinco mejores jugadores de fútbol del siglo XX junto con Pelé, Beckenbauer, Maradona y Cruyff. En 2004 fue elegido el cuarto mejor jugador del siglo XX por la IFFHS, y el mejor por todos los ganadores del Balón de Oro hasta 1999.

Durante años fue el máximo goleador de la historia del Real Madrid C. F. donde militó once temporadas anotando 307 goles en 403 partidos oficiales y en que obtuvo sus mayores éxitos y reconocimientos siendo el jugador argentino con más títulos en la historia hasta el año 2010 cuando fueron superados sus veintidós trofeos oficiales. Pese a las consideraciones de la FIFA y la IFFHS, Di Stéfano es indicado por algunos como el mejor jugador de todos los tiempos y su nombre va directamente ligado al del club madrileño, ya que —no en vano—, su fichaje por el equipo «merengue» cambió el curso de la historia de este equipo hasta ser proclamado como el mejor club del siglo XX, merced sobre todo a las Copas de Europa que este club consiguió desde que el jugador aterrizase en Madrid. Asimismo, de Di Stéfano cabe destacar su exquisita calidad técnica y su polivalencia en el campo, siendo por ello, considerado por algunos el jugador más completo que ha dado el fútbol a nivel mundial.


Fuente: wikipedia



En este documental podemos ver un repaso a su vida:




domingo, 15 de junio de 2014

Jorge Sampaoli; El otro "Loco"

Jorge Luis Sampaoli Moya, entrenador Argentino, actualmente dirige a la selección chilena, con la que clasificó al Mundial de Fútbol de 2014.

Con pasos por diversos clubes del fútbol peruano y ecuatoriano, se consolidó definitivamente como entrenador de nivel internacional en su paso por Universidad de Chile, donde consiguió cuatro títulos consecutivos: el Torneo de Apertura 2011,Clausura 2011, Apertura 2012, y la Copa Sudamericana 2011 (de forma invicta).




Se declara admirador de Bielsa desde los 90

Le siguen varios clubes de Europa

Es un obsesivo del juego



¿Es usted un Bielsita en pequeño?», le preguntó este periodista a Jorge Sampaoli cuando nos concedió, allá por marzo, su última exclusiva mundial antes de la Copa del Mundo. Y es que hasta en eso, en dar escasísimas, o ninguna, entrevista, se parecen El Loco Bielsa y este más joven técnico que lleva con mano firme a Chile desde hace un tiempo.

La respuesta, antes que nada, fue esta: «"Soy un seguidor de la escuela de Bielsa desde los 90, cuando irrumpió con un protagonismo excepcional. Con el tiempo, he ido agregando cosas para tener identidad propia. Mis equipos no son tan directos como los de él y quiero disputarle más la posesión al rival. A través de eso, busco protagonismo en el juego con agresividad. Pero sí, siempre fui seguidor suyo. Me gustó su rebeldía para no resignarse a correr detrás del balón y sí tenerlo, esté quien esté en el campo como rival»".

En efecto, ambos son argentinos y ambos son muy obsesivos, para bien de sus equipos, claro. Sampaoli puede ser uno de los técnicos del panorama internacional con una relación más intensa con el juego. Estudia todo con una minuciosidad impactante, tanto los detalles propios —es muy celoso de sus entrenamientos y lo hace todo a puerta cerrada— como de los ajenos, espiando a los rivales.

En su diccionario futbolístico, el equilibrio entre organización y fantasía es asumido así: «"Hay una cosa innegociable en mis equipos —dice—: la organización en el inicio de la posesión, en la defensa, en los balones parados... Todo requiere organización. Luego el jugador toma sus decisiones en el juego en base a su talento. Y ahí no intervengo. Damos libertad a los talentosos, pero con un respeto organizativo global"».

Esa obsesión le ha llevado, últimamente, a recuperar milagrosamente a Arturo Vidal, a quien no se le esperaba ante Australia. Sampaoli no le curó la rodilla, pero sí reacomodó su cabeza para estar a tope en el inicio mundialista. Es de esos entrenadores que, para bien, le taladran la cabeza hasta meterle los conceptos al jugador. Así ha llegado a armar una Chile temible por su concepto global y su intensidad física.

Su trabajo no está pasando desapercibido en Europa. Algunos secretarios técnicos de España lo tienen señalado en rojo y el sueño de Sampaoli es trabajar aquí más pronto (tras el Mundial) que tarde (tras la Copa América de Chile 2015). No tardará mucho más en aterrizar en una gran Liga. Para ello, trabaja su italiano y su inglés. Con la misma obsesión con la que estudia vídeos y tácticas junto a su equipo de trabajo.

¿Y ante España, qué hará? "«La idea es disputarle la posesión a través de la recuperación y no ceder el protagonismo. Hay que presionar desde el principio y compartir la pelota"». Ojo, que se viene el otro Loco.



www.marca.com

Jorge Sampaoli